IMPRESIONANTE VICTORIA MERENGUE

Por Guillermo Lorenzotti, desde Madrid – @LorenzottiOK}


Real Madrid y Chelsea jugaron un partido que tuvo absolutamente de todo. El merengue
perdía 0-3 pero, tras primero descontar e igualar el global, puso 2-3 con un tanto de Benzema
en el alargue.
Con un estilo de presión alta, Chelsea impuso condiciones desde el inicio del partido en el
«Teatro de la Castellana», más allá qué con balón dominado conseguía acceder hasta el tercer
cuarto del campo rival, pero luego se tornaba impreciso y no encontraba los caminos. En esa
tarea defensiva del equipo merengue, nuestro compatriota Federico Valverde (qué fue desde
el arranque) fue fundamental, comenzando como extremo por derecha en un 4-3-3 pero
haciendo todo el recorrido por esa banda.
En el primer cuarto de hora el volante Mason Mount abrió la cuenta con un remate colocado
desde la puerta del área tras una larguísima posesión que logró romper una defensa local que
no daba garantías. A esa altura del encuentro la tenencia y el dominio territorial eran del
equipo inglés que obligaba a Benzema a jugar muy lejos del área rival. Recién comenzado el
segundo tiempo y a la salida de un córner que no era, Antonio Rudiger saltó más alto que
todos para vencer nuevamente la resistencia de Courtois y, además, igualar la serie por
primera vez en la noche española.
Los ataques se sucedieron para ambos pero, tras un gol anulado a instancias del VAR unos
quince minutos antes (en el que definia Marcos Alonso pero se sancionó una mano casi
imperceptible), Timo Werner anotó ahora sí un buen gol ante un Madrid en ese momento
desconocido y que parecía sin reacción para pasar a golear 3-0 y ponerse arriba en la serie.
Pero los jugadores con clase aparecen en los peores momentos. Faltando once minutos Luka
Modric puso una bocha cinco estrellas para la llegada del brasileño Rodrigo Goes qué solo
debió empujarla. Al influjo del croata revivió el equipo y el público aquí en el Santiago
Bernabeu.
Ya en el alargue, el equipo de Ancelotti se mostró más entero y cuándo iban seis minutos,
apareció el superhéroe. Apareció Karim Benzema para definir y poner un 2-3 qué, a su vez,
era un 5-4 global que metía al Madrid en semifinales.
La Casa Blanca estalló y el Rey de Europa vuelve a semifinales. Enfrentará al ganador de
Atlético Madrid – Manchester City (0-1) qué juegan mañana aquí, en el Wanda
Metropolitano.

Compartí la noticia